Ecstatic Dance (Movimiento Libre).

El cuerpo, durante mucho tiempo, se ha considerado inferior a la mente. Ha habido una importante división entre cuerpo y mente, pero sin embargo, somos un Todo y estamos organizados en base a emociones, pensamientos y experiencias vividas. Por lo tanto, cuerpo y mente son funcionalmente idénticos.

Las emociones dan lugar a nuestra arquitectura somática. La persona que no está conectada con sus emociones se vuelca hacia adentro y comienza a reemplazar  estos sentimiento  reprimidos  por una acción compulsiva de pensar y fantasear. Compensa la pérdida de la realidad con imágenes.

Mucha actividad mental provoca una carencia emocional que se manifiesta físicamente. En nuestro cuerpo se halla esculpida nuestra experiencia emocional.

Las tensiones son el producto de sensaciones corporales y emociones no atendidas y reprimidas. La represión de cualquier emoción también tiene efecto sobre la respiración produciendo una inhibición de la misma.

No se pueden resolver conflictos internos sin mejorar el estado del cuerpo.

A través del Movimiento y su expresión libre, encontramos vías para expresar  y dejar fluir emociones y sensaciones físicas que han quedado retenidas a nivel corporal originando tensiones, bloqueos y en algunas ocasiones, han podido producir  alteraciones en nuestro cuerpo.

Esta herramienta creativa y transformadora nos ayudan a soltar antiguas memorias . Observamos, expresamos y liberamos energía no expresada en su momento, para utilizarla como impulso creador  y dador de vida.

El Movimiento y su expresión  nos expande más allá de los conceptos e ideas de la mente.

A través de la consciencia corporal y el movimiento vamos a recuperar la espontaneidad natural y la coordinación armónica.

Los principios y práctica del trabajo corporal a través de movimiento libre se basan en el concepto de que cuerpo y mente son una identidad funcional. Esto significa que un cambio en la personalidad está condicionado a un cambio en las funciones físicas. Las más importantes son la respiración y el movimiento.

Los conflictos tensionales se estructuran en el cuerpo como una restricción de la respiración y una disminución de la movilidad. Sólo soltando estos bloqueos y expresándolos, puede haber una mejora significativa a nivel emocional, mental y físico.

En los talleres, mi propuesta está centrada a observarnos para conocernos.  Experimentarnos y desbloquear tensiones para conectar con ese espacio de mayor amplitud interior. Esto solo  lo podemos hacer a través de nuestra propia vivencia.
A través del movimiento libre, nos conectamos con la presencia del momento y desde ahí surge el reconocimiento de quien verdaderamente Soy . Solo desde este punto, nos expresamos en nuestra particularidad y soltamos nudos limitantes. El Movimiento Libre y su expresión son herramientas que nos ayudan a todo esto.

Es una puerta que se abren para observar, liberar y transformar nuestro estado físico-corporal, mental y emocional.

Cuando nos reconocemos con y en la vida, nos convertimos en personas más ligeras y sonrientes…, que se sienten merecedoras y “capaces”. Y desde aquí, surgen nuevas oportunidades.

 

Todos los meses tendremos Talleres de “ECSTATIC DANCE Y YIN YOGA” en GRANADA y MÁLAGA.
Puedes consultar los próximos Talleres en nuestra página de ACTIVIDADES haciendo click aquí.
Para más información, puedes escribirme a través de nuestra página de contacto.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar